Lady Blue

Desde hoy, no temas nada, todo se fué con el huracán.

¿Tomamos mate? de Lalo Mir

Posted by Lady Blue en 14 abril 2008

Este texto me llegó por mail y sospecho que les debe haber llegado a muchos pero me gustó, me sentí identificada y por eso lo posteo. Será falta de inspiración de mi parte? Será sentimiento de culpa por haber abandonado este espacio? Quién sabe! La vida sigue fluyendo y yo sigo viva, pero a veces sin muchas ganas de contar. El día es propicio: Tomamos unos mates?

El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca.
Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed. Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es “hola” y la segunda “¿unos mates?”.
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres.
Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar. En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo. Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: “¿Dulce o amargo?”. El otro responde: “Como tomes vos”.
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba.
La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas.
Siempre.
Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular.
Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma. O está muerto de miedo,
o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.
Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solo. Pero
debe haber sido un día importante para cada uno. Por adentro hay revoluciones.
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores…
Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena.
La charla, no el mate.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y es la sinceridad para decir: “¡Basta, cambiá la yerba!”.
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente, “¿está caliente, no?”.
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir “gracias”, al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.
¿TE SENTISTE INCLUÍDO?…. compartilo entonces con quienes alguna vez tomaste un mate.

Anuncios

13 comentarios to “¿Tomamos mate? de Lalo Mir”

  1. gons said

    es verdad… cuanta realidad tiene este escrito. Quizá por eso nos miran los extranjeros cuando tomamos mate y nos dicen “matheu?…nou…thanks….” Y no entienden de qué se trata. Es que hay que ser argentino para entender el significado del mate. Y sentirlo.

    Ahora bien…tomamos unos amargos? con bizcochitos eso sí. Los llevo yo.

    Le mando un beso enooorme, como las pavas de mate que nos debemos.

    Saludos pa’ usté y toda la flia Duenderil.

  2. Bohemia said

    Que delicia, que belleza, me apunto al mate…gracias por estas letras deliciosas, y me alegro mucho de volver a saber de ti…

    Muack!!!

  3. Ana said

    Mi primer mate fue en Irlanda, en casa de Anaví, que es argentina. Fue una experiencia interesante.

  4. Julio said

    Alguna vez tomé mate y sin duda lo mejor de ese día fue la compañía.

    Buen post, te mando un beso

  5. ]k[Å®Ø said

    CaMbIaNdO eL mAtE pOr Un BuEn TiNtO cOlOmBiAnO… hAy SeNtImIeNtOs Ke Se AsEmEjAn
    eSpErO vErDaDeRaMeNtE sAbEr AlGuN dIa A kE sAbE uN mAtE cOmPaRtIdO… mIeNtRaS tAnTo BrInDo CoN cAfE y CiGaRRiLLo PoR lO bIeN kE sE sIeNtE vOlVeR a EmPeZaR lAs SeMaNaS vIsItAnDo EsToS lInDoS rInCoNeS
    aBrAzOs PaRa MiS kErIdOs ArGeNtInOs…

  6. Lobo Veraz said

    Que decir? Yo no tomo mate … Pero tomo te verde a toda hora como si no hubiera mañana… jejeje, es mas o menos lo mismo, no? (version japonesa)

    De cualquier manera, Lalo Mir es un genio. Lo escuchaba todas las mañanas en la 100 cuando trabajaba en Marketing… Asi es que si el lo dice…. debe ser verdad! jajaja

  7. Lady Blue said

    Gons: Cuñadooo, nos debemos mates y vinitos. No en ese orden porque sino estamos en el horno. Por acá salen amarguitos y se acompañan con budines o bizcochos (no le hacemos asco a nada). Ojalá lo veamos prontito por acá, si?. Se lo quiere mucho!!!. Besotes.-

    Bohemia: Guapa! Cuando estará por acá para tomarse unos mates con nosotros?. Es bueno saber que siempre está por ahi. Le mando un beso grande.-

    Ana: Siempre es una hermosa experiencia tomar un mate con amigos, no?. Espero que le haya gustado. Besotes.-

    Julio: Hmmm, la compañia también es re importante, casi como que el agua no esté hervida. Brindo con un mate amargo por el recuerdo. Gracias por venir! Lo espero de vuelta pronto, si?.

    Karo: Le convidamos un mate amargo y aceptamos el tinto, sino preguntele a Gons. Uh, café, justo para el fresco que está empezando a hacer. Gracias por estar!! Besote y buena semana.-

    Lobo Veraz: Gracias por aceptar la invitación a venir a conocer esta casa. Que raro un scout que no toma mate… y bueno, vale el té verde que también me gusta mucho. Tenemos té verde, té verde con menta y té verde con jazmín para convidar… usted elige. Besote grande, hermanito.

  8. Rata said

    Pajarraca, extraño las largas “matiadas” con charla scout incluida, las preparaciones para la aperturta del grupo!!!… me angarra una nostalgia.
    Eso nomas, pase a visitarte y dejarte un saludito

  9. maria said

    El texto lo leyò Lalo Mir en su programa, pero no es de Lalo Mir. Es de Hernan casciari que escribiò este blog: http://mujergorda.bitacoras.com/2/

  10. Eugenio said

    El Fuego.

    Hojas.
    Muchas hojas secas que caen.
    Que crujen al ser aplastadas por personas,
    Por invisibles, por cielos.

    Noto cierta tendencia relacionada con un tipo de afecto.
    De gente que ante tal paisaje anaranjado, marrón,
    Quiere llevar al humo, amontonando, casi arrinconando
    a quienes descansan muertas ya, frente a su casa y sus ojos,
    sin poder concebir que allí se queden, o se las lleve el viento,
    ¡que falta de respeto! Que se lleve el viento el humo, sin apagar el fuego.
    .
    Fuego que con una invasión piromaniaca desata pasión, veneno, control.
    Ojos grandes, rojos, cejas levantadas observan calidos de cerca la emoción del incendio, pasajero incendio, incendio que calma, que envejece rápidamente sin sentir dolor. Maquillándose de gris las pestañas, muere volviendo a nacer.
    Esparciéndose en el aire, libre, soñador.

    Y aquel lo observa, otro lo respira,
    Tose involucrado.
    Se juntan, lo aplauden, otros se quejan,
    Patean las hojas, se encienden, festejan,
    Se contagian del otoño, se besan,
    Se arrancan las cortezas, bostezan.
    Y caen exhaustos sobre lo que del fuego quedó.

    Humildes y sensatas cenizas
    Cómplices compañeras del éxtasis tenebroso que en mi calle hallaste.

    Traedme una vez mas (de vuelta traedme) a mi sueño, el fuego.

  11. LUCRE said

    de casulalidad encontr tu blog
    me gusta muchisimo…
    tomo mucho mate sola o acompañada…
    que grande Lalo Mir
    muy beno lo qu escribio…

  12. Para Lalo, el Sampedrino que hoy cumple años, Un saludo desde Quilmes

  13. Me imagino que las cuentas que sacaste incluyen todos los medicamentos
    y todas las consultas tb… o no???La generoso es prerrogativa o no?

    es chilena? que otras cosas dijeron en la charla con afinidad al tema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: